Imán electro permanente FX-E

DESCRIPCIÓN

Los imanes electro-permanentes de elevación modelo FXE son una solución profesional para la manipulación frecuente de piezas de acero. El equipo electrónico viene montado sobre el módulo magnético dentro de una carcasa mecanizada de aluminio para darle una máxima robustez

Están construidos con gran calidad y máxima robustez, siempre pensando en un uso continuo. El accionamiento eléctrico por medio de un pulsador, permite accionar el imán sin ningún esfuerzo, incluso en áreas de difícil acceso.

La conexión del imán a la red se hace de forma fácil y sencilla (mediante un enrollador). Este dispositivo está listo para su uso con un coste de instalación muy bajo. En caso de fallo de la red de suministro (o corte del cable del enrollador), la carga es mantenida por el campo del imán permanente sin desprenderse, por lo que no son necesarias baterías auxiliares, que precisan de mantenimiento. Por ello una vez la carga elevada la seguridad frente a desprendimientos es máxima.

Con nuestros tamaños estándar de hasta 7.200 kg, disponemos del equipo adecuado para casi cualquier aplicación.

Las diferencias contra un electroimán son muy claras. Los electropermanentes no necesitan de una corriente externa mientras tienen la pieza imantada. Solo consumen energía cada vez que apretamos el pulsador para imantar (crear el campo magnético) y para desimantar (quitar el campo). Es por ello que si se va la luz de la nave, se apaga la grua… la pieza no se cae. Con el electroimán es necesario colocar en la grúa un conjunto de baterías y cargador para tratar de evitar esta circunstancia de si se va la corriente, con su coste y mantenimiento adicional anual.

Productos relacionados

· Módulo magnético electro permanentes FXE-M

 

> Descargar ficha